Turismo de patrimonio

La India aprovecha sus recursos

Patrimonio

January 20, 2018

/ By and

Destino la India

Enero-Febrero 2018

23

Aunque la India dispone de una amplia variedad de propuestas turísticas para todos los gustos y durante todo el año, ahora está empezando a centrarse en su mayor fortaleza: el turismo de patrimonio, donde pocos países pueden rivalizar con ella.

E n los últimos meses, en los principales eventos de turismo en todo el mundo y a pesar de que su aspecto y diseño pueden haber variado notablemente, los stands de la plataforma India Tourism han tenido un denominador común: el patrimonio. Desde fuertes y palacios hasta templos e ídolos, pasando por pinturas rupestres y miniaturas.

La oferta india no tiene rival y su variedad es aparentemente ilimitada. Por fin India Tourism está proyectando su USP o ventaja diferencial, que de hecho es uno de los factores de atracción más fuertes para atraer a turistas de todo el mundo. En parte esto se debe a razones históricas y geográficas. Ahora que sabemos que los primeros indicios de la civilización india se remontan a hace unos 5 000 años, India es con mucho la civilización más grande, si no la única, que ha durado de forma continua durante este período de 5 mil años.

Esta continuidad durante milenios ha establecido para la posteridad una increíble muestra de maravillas arquitectónicas y patrimoniales que representan diferentes aspectos de la vida, etnias, creencias religiosas, una variedad de estilos arquitectónicos y decorativos y por supuesto numerosos sitios que atestiguan de la historia de la India, con influencias de casi todas las sociedades del mundo, desde los griegos, los romanos y los europeos hasta los persa, los árabes y los chinos.

Como dicen los operadores turísticos en Europa, el patrimonio es el imán que hace que la India sea distinta y diferente de otros destinos en todo el mundo. «El turismo de patrimonio es un importante factor de atracción en la mayoría de los lugares turísticos de la India. No es solo alojarse en palacios lo que constituye la definición de patrimonio. El turismo de patrimonio es, según mi opinión, el primer factor en el que un turista alemán informado basa su decisión cuando decide visitar la India. Para él, la India puede tener un estilo aproximado al de Egipto y China. Los otros factores, como las playas, estaciones montañosas, vida silvestre, hoteles de lujo y otros, vienen mucho después», dice Kartik Davey, director general de Idee Globus Reisen GmBH, un operador turístico líder con sede en Frankfurt que se especializa en atender a los turistas alemanes de alto nivel.

Vinod Zutshi, quien lidera India Tourism como secretario del Ministerio de Turismo, explicó a Media India Group durante el salón turístico World Travel Mart en Londres que el gobierno había tomado la decisión de utilizar el rico patrimonio tangible e intangible del país como los factores definitorios de la India como un destino para los turistas de alta gama y bien informados. «Nuestro rico patrimonio es único en el mundo, y aunque algunos turistas exigentes de todo el mundo conocen el patrimonio indio, queremos educar y atraer a los turistas más jóvenes, principalmente de aquí en Europa y Estados Unidos, que desean explorar el civilización india y descubrir nuestras joyas escondidas para hacer de sus vacaciones una experiencia verdaderamente inspiradora».

Una oferta rica pero descuidada

En un país con las dimensiones y complicaciones de la India, no es tarea fácil enumerar todos nuestros monumentos patrimoniales. Cada rincón y esquina, en cualquier parte del país, es potencialmente el hogar de una valiosa maravilla del pasado. Caminando por las estrechas calles de Delhi, o por las calles de Chennai, o incluso en el Himalaya en Uttarakhand, uno puede tropezar con docenas de edificios, templos, monasterios y cementerios que tienen un millón de historias escondidas en sus corazones de piedra.

«India es tan diversa como el mundo; es probablemente el microcosmo del mundo. Puedes nombrar cualquier cultura que se encuentre en el mundo y encontrarás un cumplido indio para ella. Por lo tanto, el potencial es inmenso para la India y lamentablemente el país no se dio cuenta del potencial completo hasta ahora», dice Manish Chakroborti, arquitecto de conservación y fundador de Continuity, una firma de diseño. Chakraborti ganó recientemente el Premio de Distinción al Patrimonio de la UNESCO Asia Pacífico por sus esfuerzos y contribución a la conservación en las últimas dos décadas.

A falta de un recuento oficial por parte del gobierno, el Fondo Nacional Indio de Arte, Cultura y Patrimonio (INTACH), un fondo que colabora estrechamente con el gobierno en la preservación del patrimonio, ha realizado un catálogo de aproximadamente 70 mil monumentos repartidos por varias partes del país.

Sin embargo, de estos, una abrumadora mayoría se encuentran en estado de abandono total. Menos del 10% de estos monumentos catalogados, o solo unos 7 mil, son mantenidos y preservados por el Servicio Arqueológico de la India, un organismo del gobierno federal encargado de la tarea de explorar, desarrollar, preservar y mantener sitios patrimoniales en toda la India. Incluso bajo la supervisión del ASI,muchos de estos 7 mil monumentos sufren de una gran negligencia y carecen incluso de instalaciones básicas para los turistas, comenzando con baños adecuados y pasando por guías multilingües bien capacitados o literatura adecuada en idiomas distintos del inglés o de algún idioma clave de la India. Los servicios turísticos en algunos de los sitios del patrimonio mundial de la UNESCO dejan mucho que desear.

El estado de los otros 60 mil monumentos catalogados que el ASI no mantiene solo puede ser imaginado. Muchos de estos monumentos se pudren, se derrumban ante la creciente contaminación y las presiones demográficas o se sacrifican en interés de proyectos de desarrollo de infraestructura como autopistas, metros o ampliación de carreteras que se llevan a cabo en todo el país. Algunos otros, especialmente viejas y descuidadas havelis (mansiones) son víctimas de la codicia de las empresas de desarrollo inmobiliario, que demuelen estos lugares históricos para construir apartamentos de varios pisos y venderlos a precios extravagantes.

Estas tendencias significan que el turismo de patrimonio continúa teniendo un rendimiento inferior a su potencial. «Si observamos la tasa de crecimiento del turismo en la India, está en aumento, lo cual es muy bueno. Sin embargo, no se trabajó mucho para proyectar el espectro de recursos culturales en el país en el pasado. Simplemente se centró en ciertos recursos icónicos. Así pues, hay progreso, pero no es holístico», dice Chakraborti.

Un patrimonio que recibe a los turistas

Esta situación de los sitios del patrimonio también plantea un desafío para el negocio de los viajes. «Existen numerosos desafíos para nosotros y los viajeros por igual. Existen desafíos a la hora de explicarle al huésped durante su visita lo que el patrimonio de una región en particular tiene almacenado.

Los desafíos también están presentes en la siempre cambiante faz de la India. Los tiempos modernos influyen en cada paso de la vida y los hábitos de las personas cambian, así como los estilos de vida, y el patrimonio que era tan común en un lugar se pierde en la búsqueda del desarrollo. «Por ejemplo, a pesar de que el gobierno ha proporcionado hogares a los fabricantes de muñecas de madera en Kondapalli, en Andhra Pradesh, ha habido poco o ningún esfuerzo para mantener este arte vivo o, para el caso, cultivar el arte que era único. Por lo tanto, los artesanos producen muñecas de peor calidad», comenta Davey of Idee Globus.

Continúa hablando y agrega que con una mejor planificación y ajustes menores se puede añadir mucho valor a la oferta de turismo de patrimonio de la India. «Experimentar el patrimonio de los pueblos indios puede ser una experiencia enriquecedora si se controla y regula. Los festivales se podrían exhibir como patrimonio vivo si los niveles de ruido fueran más bajos. Los monumentos que no son sitios reconocidos por la UNESCO no están bien cuidados y están gestionados de una manera que carece de profesionalismo e instalaciones. Diría que se ha hecho poco, ya que la mayoría de las nuevas áreas se abren sin apenas tiempo dedicado a planificar cómo se debe abrir un destino para recibir a los turistas, especialmente los extranjeros que tienen ciertas expectativas, según sus experiencias en otros destinos», reflexiona Davey.

Actualmente, la mayor parte del enfoque del gobierno, el ASI, así como el comercio de viajes, se limita a unos 50 monumentos patrimoniales de todo el país como las grandes estrellas que son el Taj Mahal, el Fuerte Amer o las cuevas de Ajanta-Ellora. Sin embargo, la mayoría de los profesionales de viajes están de acuerdo en que la mayoría de los 7 mil monumentos administrados por el ASI pueden convertirse en destinos turísticos de pleno derecho. Un paso sería incluir a más de ellos en la lista de Sitios Patrimonio Mundial reconocidos por la UNESCO. La inclusión de cualquier monumento o sitio natural en la lista de la UNESCO conduce a un impulso inmediato de la concienciación y la promoción global del sitio y, en consecuencia, atrae el interés de los turistas de todo el mundo. La UNESCO ayuda de otras maneras además de poniendo simplemente sitios en sus listas. También proporciona asistencia técnica y financiera para el desarrollo de instalaciones o el acceso a los sitios. Por ejemplo, para el templo de Abu Simbel y Philae en Egipto, que necesitaba 80 millones de dólares estadounidenses para la renovación, la UNESCO recaudó la suma de 50 países diferentes y lo restauró. India también podría aprovechar los activos y la red de la UNESCO para lograr que se reconozcan y desarrollen más sitios.

Poco a poco

En la última década más o menos, el gobierno de la India ha estado tomando medidas para gestionar el turismo de patrimonio y aprovechar la rica colección de numerosos sitios patrimoniales de todo el país. Hace casi una década lanzó un plan que promovía la adopción de algunos monumentos relativamente menos famosos por parte de grandes corporaciones indias, lo que mejoró el mantenimiento y también instaló servicios turísticos en los sitios, así como nuevas tecnologías de la época como guías multilingües portátiles. También invirtió en la construcción de infraestructura, como la mejora de la conectividad por carretera, ferrocarril y aire, así como la creación de hoteles adecuados alrededor de los sitios de patrimonio y una mejor comunicación y promoción en los mercados nacionales e internacionales.

Hace dos años, el Ministerio de Turismo también implementó varias políticas, como la Pilgrimage Rejuvenation and Spirituality Augmentation Drive (PRASAD) y la Heritage City Development and Augmentation Yojana (HRIDAY) para preservar y revitalizar el alma y el carácter arquetípico de las ciudades patrimoniales en India. En estos programas se han identificado 12 ciudades para el desarrollo de la peregrinación y otras 12 por sus sitios patrimoniales materiales e inmateriales.

El objetivo de ambos programas es mejorar y aprovechar el potencial de los circuitos de patrimonio e inducir inversiones del sector privado para mejorar la infraestructura. Para ello, el gobierno está buscando un crecimiento estratégico. Esto ha encontrado resonancia entre los profesionales del turismo y otras partes interesadas también. «¿Por qué los turistas internacionales vienen a la India? Sin duda no es para jugar en el casino», dice Chakraborti, y agrega: «India probablemente careció de la presentación, la comercialización y el desarrollo adecuados de productos de patrimonio cultural. Los turistas globales quieren experimentar los patrimonios vivos, como la cultura tribal o la cultura de los pescadores o la popular, pero los estamos perdiendo a causa de las limitaciones estructurales», añade.

Davey de Idee Globus es mucho más optimista. «Es una buena estrategia en muchos sentidos. Los avances con una planificación prudente deberían conducir a una mejor gestión de los sitios de patrimonio. El turismo de patrimonio tiene un valor propio y una exclusividad más largos que los el turismo de playa o lugares como las backwaters de Kerala que, aunque bien comercializados, están saturados ahora con un gran número de actores y la singularidad ya se ha perdido».

También expresa que es poco probable que el turismo de patrimonio se convierta en un boom instantáneo, pero se espera que crezca a un ritmo constante, aunque necesitará nuevos ajustes de política. «Espero una política sobre la compra de entradas en línea para cualquier monumento en una región como un pase general, mejores instalaciones en todos los monumentos y tiempo dedicado a formar a guías de calidad para los lugares visitados por los huéspedes, que consigan que una visita a un templo de una época pasada sea algo que el turista pueda recordar durante mucho tiempo. Debería haber un esfuerzo consciente para hacer que la India fuera un destino a un precio correcto y no barato, ya que a la larga eso sería contraproducente», dice.

Los expertos sugieren que la India debe desarrollar su oferta de turismo de patrimonio con la misión de mantener un atractivo de alto nivel y promocionarlo como algo que vale la pena preservar durante mucho tiempo, en lugar de como un producto de rápido movimiento que juega con altos volúmenes y bajos valores. «La plataforma India Tourism debería trabajar para preservar el tejido de nuestro patrimonio. Me gustaría sugerir centros de interpretación que no sean solo museos, sino que permitan al huésped experimentar y, al final, interpretar, la singularidad del patrimonio», concluye Davey

 

YOU MAY ALSO LIKE

0 COMMENTS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *