El turismo médico, una joya india en pleno auge

Bienestar

January 20, 2018

/ By

Destino la India

Enero-Febrero 2018

17

Desde el trasplante de órganos hasta el tratamiento del cáncer o las cirugías estéticas y la neurocirugía
avanzada: la India ha hecho grandes progresos en los servicios y cuidados médicos, a menudo de categoría mundial y a un precio asequible. India es hogar de casi medio millón de turistas médicos y podría superar los 1,1 millones en 2020, atraídos por hospitales de última generación y un entorno único.

L a India siempre ha sido alabada por su combinación única de cuidado espiritual, psicológico y físico, incluidas antiguas tradiciones como el ayurveda y el yoga, en ashrams populares y centros de bienestar. Durante siglos, el subcontinente ha atraído a muchos extranjeros, venidos para descubrir esta herencia de riqueza infinita, pero también en general la espiritualidad y el bienestar.

Otros tiempos, otras enfermedades, la India contemporánea también hoy da la bienvenida a los pacientes que vienen a tratar enfermedades crónicas y que requieren cuidados y operaciones complejas. Pueden beneficiarse de hospitales ultramodernos, sobre todo privados, y servicios de salud proporcionados por excelentes profesionales médicos y a precios muy competitivos en comparación con los practicados en Europa, por ejemplo, y aún más en los Estados Unidos.

India se está convirtiendo en uno de los principales destinos del mundo para el turismo médico, con un pie en la tradición y la medicina antigua y el otro en la tecnología de punta. El último estudio de la consultora Grant Thornton predice que el turismo médico en la India debería alcanzar una facturación de 6 mil millones de dólares de aquí al 2018 y 8 mil millones de aquí al 2020.

Una progresión meteórica

El desarrollo de este segmento en particular se debe situar en el contexto del rápido crecimiento del sector de servicios médicos en la India, en un país donde el crecimiento anual del Producto Interior Bruto (PIB) supera con creces el 7% y donde una parte creciente de la población posee el poder adquisitivo necesario para acceder a servicios médicos de calidad, que es una de las primeras aspiraciones de una clase media urbana educada.

Según un estudio de la consultora Deloitte, se espera que la industria de la salud india, que actualmente supone más de 100 mil millones de dólares, alcance los 280 mil millones de dólares de aquí al 2020, impulsada por un crecimiento anual de dos dígitos. El sector también se ve estimulado por el rápido aumento de los niveles de vida de la clase media india. No es sorprendente que las inversiones del sector estén en auge, a juzgar por la expansión o la apertura regular de nuevos hospitales en las principales ciudades de la India, con verdaderas “cadenas” nacionales privadas como Max Hospital, Apollo Hospital, Fortis u otros.

Estos actores, y otros más especializados, se han centrado en el turismo médico y, de hecho, habría demasiadas ofertas con cientos de hospitales y clínicas. Para estas instituciones, los pacientes extranjeros tienen más de una ventaja: ayudan a amortizar las instalaciones y las bandejas técnicas de las operaciones y, sobre todo, tienen un buen poder adquisitivo, dispuestos a pagar por servicios de calidad.

Para atraer a más turistas médicos del extranjero, los profesionales indios incluso ofrecen combinar negocios con placer. Forman alianzas con agencias especializadas en turismo médico. Estas últimas organizan no solo estadías completas, ocupándose de todos los trámites, como visados, alojamiento, etc., sino también estancias turísticas en la India, antes o después del tratamiento.

Por lo tanto, los pacientes extranjeros a menudo se benefician de las visitas de placer, por ejemplo vinculadas a seguimientos postoperatorios ayurvédicos, naturopáticos o incluso espirituales.

Ahorrar tiempo y dinero

Los Estados Unidos o los países europeos, a pesar de ser líderes en medicina, a menudo practican precios prohibitivos que desalientan a los pacientes, especialmente a aquellos que no disponen de un buen seguro. India se está convirtiendo en una alternativa más barata y más agradable, también para clientes de la región (Asia Meridional) o de Oriente Medio.

El gabinete Grant Thornton cree en su estudio que el problema económico en los cuidados y las operaciones es la principal motivación de los turistas médicos en la India: un 80% cita esto como la razón esencial.

En India, algunas operaciones pequeñas, especialmente las dentales, cuestan entre siete y ocho veces menos que en los Estados Unidos o Europa, incluso si se cuentan los costes de transporte aéreo y alojamiento. Para procedimientos quirúrgicos más importantes, el ahorro ya no está en unos pocos cientos de euros, sino que pasa rápidamente a los miles. Una operación a corazón abierto en uno de los mejores hospitales indios, por ejemplo, puede costar entre 2 500 y 7 mil dólares, mientras que en los Estados Unidos su precio puede exceder rápidamente los 100 mil. Con todos los tipos de transacciones combinadas, Grant Thornton estima que los tratamientos médicos en India cuestan en promedio entre un 65% y un 90% más baratos que en Europa o los Estados Unidos.

India no solo tiene una ventaja competitiva frente a estos países desarrollados, sino que en términos de turismo médico también sigue siendo más barato que otros destinos en Asia conocidos en este nicho, como Tailandia o Singapur. Así pues, una cirugía de bypass gástrico, un estiramiento facial, una rinoplastia o incluso una operación de cadera o de rodilla en la India se cobran a la mitad del precio medio de estos países competidores.

Al optar por India, el turista médico ahorra no solo dinero, sino también mucho tiempo. Podemos saltarnos las listas de espera e incluso a menudo nos beneficiamos de un “tiempo de espera cero” muy popular, con acceso directo a los cuidados, especialmente en el caso de los famosos “paquetes”, las ofertas con todo incluido. En unas pocas semanas, convalecencia incluida, los pacientes han terminado la estancia y ya se han ido a casa.

Reputación internacional

A pesar de todos los prejuicios relacionados con la atención médica en los países en desarrollo, los hospitales y clínicas privadas en la India a menudo están a la vanguardia de la tecnología médica, con muchos médicos formados, al menos en parte, en el extranjero, particularmente en Gran Bretaña y

Estados Unidos. Además de las calificaciones requeridas, esto también promueve un buen contacto con pacientes extranjeros y una proximidad lingüística (principalmente en inglés) y cultural no despreciable.

India está particularmente avanzada en tratamientos cardiológicos, cirugía cardiotorácica y ortopédica, trasplantes de órganos, trasplantes de médula ósea, cuidado dental y cirugía estética. No es raro poder probar el último modelo de equipo, por ejemplo en imágenes médicas, ya que este mercado es clave para los fabricantes de equipos internacionales en el sector que desean establecerse allí.

Las instituciones médicas correspondientes también adquieren rápidamente las acreditaciones nacionales y mundiales necesarias, incluidas las otorgadas por la JCI (Joint Commission International), para garantizar a los pacientes una calidad y seguridad de los servicios reconocida en todo el mundo.

En 2005, India solo tenía dos instituciones acreditadas por la JCI. Hoy dispone de 25, incluyendo Chennai, Bangalore, Mumbai y Nueva Delhi, y el sector se está acelerando, extendiéndose a otros actores en otras ciudades más pequeñas.

Uno de los principales estados de la India para el turismo médico sigue siendo Kerala (Sur). Recibe en total a casi un millón de turistas al año y, según Grant Thornton, el 30% de ellos acude allí para llevar a cabo tratamientos médicos o ayurvédicos. Y esto es solo el comienzo: el turismo médico en Kerala creció un 20% en el año fiscal 2015-2016.

El turismo médico en la India también tiene una ventaja significativa para los propios pacientes indios: permite establecer en el país a una parte de los profesionales de la salud, tentados a irse al extranjero atraídos por mejores remuneraciones.

Así pues, gracias al turismo médico extranjero, India está limitando los efectos dañinos de la fuga de cerebros en un sector que necesita retener a sus profesionales capacitados.

YOU MAY ALSO LIKE

0 COMMENTS

Comment