Empleados con capacidades distintas en la India

Sobre la inclusión, la habilitación y las disCAPACIDADES

News - Destino la India

Sociedad

January 16, 2017

/ By



De izquierda a derecha: una empleada con deficiencia del habla y un cliente se comunican en un Costa Coffee de New Delhi; Cafe Coffee Day en South Delhi; una mujer con deficiencia visual en el trabajo

Una mujer con deficiencia visual en el trabajo

Varias organizaciones y empleados en la India no conocen la inclusión y rehabilitación de personas discapacitadas. Sin embargo, hay otras que están reconociendo la necesidad de tratar con la población con capacidades distintas para crear un núcleo de empleados felices y especiales a pesar de los retos que esto conlleva

Los menús están en su sitio, el café está listo, el personal preparado para servir y la persiana se levanta para recibir a los clientes. Sin embargo, aquí los pedidos no los va a oír nadie.

Al entrar en el Costa Coffee de Green Park, en South Delhi, todo parece igual de normal que en cualquier otra cafetería. Se tarda un poco de tiempo en descubrir que en el establecimiento sólo hay empleados con deficiencias auditivas y del habla.

El menú no sólo atiende al paladar, sino que también habla un idioma que la gente no escuchará en cualquier café o restaurante del país. Flexiona los bíceps para pedir un café cargado, ajusta el espacio entre los dedos para indicar el tamaño de la taza o junta las manos para hacer una casita si es para llevar. Fácil e interesante, ¿verdad?

«Es como jugar a las adivinanzas. Pedir de formas diferentes es divertido. Lo que siento cuando vengo aquí es algo que no puedo explicar con palabras, transmite vibraciones positivas y el personal siempre sonríe con simpatía», comenta Srishti Kataria, estudiante de la Amity University de Delhi.

Aunque hay muchos que desconocen el mundo de las personas con capacidades diferentes, hay personas en el país que no los han dejado de lado y que creen en sus habilidades. Cada vez más organizaciones en la India están tomándose en serio las responsabilidades sociales de las empresas (CSR, por sus siglas en inglés) y contribuyen a la mejora de las personas con capacidades diferentes.

No sólo Costa, sino que otros cafés, restaurantes y tiendas como Lifestyle, Kentucky Fried Chicken (KFC), Hyper City, Max, Dominos o Reliance, entre otros, emplean cada vez más a estas personas como cajeros, dependientes, ejecutivos, gerentes de tiendas y vendedores, que reciben a los clientes con contagiosas sonrisas.

Cafe Coffee Day también se ha unido a varias ONG para crear vías para emplear a más personas con capacidades diferentes. Cientos de personas con deficiencias auditivas y del habla trabajan en sus cafés y se les llama popularmente los “maestros silenciosos del café”

Este potencial para contribuir a la sociedad no ha pasado desapercibido. Muchas ONG como Trust for Retailers and Retail Associates of India (TRRAIN) y Youth4Jobs se están uniendo para proporcionar una oportunidad de trabajo a los discapacitados. Apoyan la iniciativa combinando la compasión con los negocios para formar a la población con capacidades distintas y prepararla para trabajar en el mundo empresarial.

Kameshwari, quien tiene una deficiencia auditiva y del habla, trabaja ahora en el departamento de instalaciones de Google en Hyderabad y gana 125 mil rupias anuales. Tras finalizar sus estudios en una escuela especial buscó trabajo en diferentes sectores pero la rechazaban por su discapacidad. «Nadie miraba nuestras habilidades, sólo nuestras discapacidades. Pero ahora hemos (mi marido y yo) pasado de no comer a permitirnos tres comidas al día. Es realmente mágico», comenta.

Kameshwari y su marido no son los únicos; hay muchos otros como ellos que están recibiendo la oportunidad de valerse por sí mismos gracias a la formación que proporcionan las organizaciones.

«Formamos a los jóvenes con discapacidades de hogares pobres, sobre todo de pueblos. Hacen un módulo de 60 días que incluye comunicación en inglés, competencias sociales, destrezas para la vida diaria y alfabetización digital. Según sus aptitudes, educación y aspiraciones les proporcionamos formación en un sector específico como la contabilidad, la hospitalidad, la venta o los servicios posibilitados por las tecnologías de la información. Las mañanas empiezan con yoga y meditación, y las sesiones son divertidas e interactivas. Enseñamos inglés con canciones, y para las personas con deficiencias auditivas o del habla tenemos formadores en lengua de signos. Las empresas participan en nuestras formaciones con conferencias, vídeos y módulos. También les contratan cuando acaban la formación», cuenta Meera Shenoy, fundadora de Youth4Jobs Foundation, una ONG sin ánimo de lucro que establece centros de capacitación para jóvenes discapacitados en la India.

Fichas de apoyo y amabilidad Los jóvenes con capacidades diferentes en las cajas de la tienda Lifestyle en West Delhi utilizan fichas de apoyo y lengua de signos para interactuar con los clientes. Lo que es impresionante y único es que los clientes se comunican felizmente con ellos mediante gestos e ilustraciones que se encuentran en las tarjetas, dándoles un curso intensivo antes de irse. Sorprendentemente, algunos han hecho nuevos amigos.

«Tengo un amigo aquí. Casi cada vez que vengo elijo su caja. No sabemos nada el uno del otro pero sé que me reconoce por la forma en la que me sonríe», comenta Vansh Sirohi, residente en South-West Delhi Aunque haya muchos optando por ayudar a los discapacitados, hay otras tiendas que dependen totalmente de ellos. A la entrada de un restaurante Kentuky Fried Chicken en Dwarka, South-West Delhi, se puede leer en ingles: “Estás entrado en un KFC especial”. Este restaurante lo gestionan empleados con deficiencias auditivas y del habla que trabajan aquí como limpiadores, cajeros y ejecutivos. Estos empleados, que tienen problemas con la marginación social, disfrutan de un ambiente de trabajo amistoso y normal que les anima a interactuar más con el mundo exterior.

«Es mi sitio preferido para pasar el rato y ocupa un lugar especial en mi corazón. Cada vez que vengo me siento feliz», dice Rishabh Kapoor, estudiante de la Amity University de Delhi.

Un camino difícil

Según un reciente informe de las Naciones Unidas, la India tiene más de 100 millones de ciudadanos discapacitados, pero sólo 100 mil consiguen encontrar trabajo.

¿Qué puede ser más deficiente que una mentalidad que rechaza el reconocimiento del talento? Incluso después de que la ley sobre personas con discapacidad de 1995 en la India obligara a reservar un 3% de los puestos para las personas con discapacidad en empleos del gobierno, las oportunidades siguen siendo escasas. El gobierno no es capaz de cumplir con los requisitos de la cuota del 3% de empleos para la población discapacitada, mejorar las condiciones de trabajo, ayudar a mejorar el nivel de educación o eliminar por completo cualquier tipo de discriminación.

«Muchas empresas en la India desconocen la inclusión y la discapacidad. Hay una idea equivocada de que es caro contratar a personas discapacitadas. Además, los jóvenes con discapacidades tienen baja autoestima porque sus padres y la sociedad piensan que no sirven para nada y no pueden trabajar. La situación es aún peor si eres mujer», comenta Meera.

Por otro lado, las infraestructuras en la India no están bien equipadas para que las personas con discapacidad puedan desplazarse o trabajar. Por ejemplo, el tamaño estándar de los cubículos puede ser demasiado pequeño, alto o bajo para personas en silla de ruedas o con muletas. Para ellos es un reto tener que usar las escaleras en lugares donde no hay ascensores o escaleras mecánicas.

Tampoco en todas las organizaciones existen facilidades para el trayecto al trabajo. Para las personas con capacidades diferentes puede ser difícil viajar solas, especialmente dadas las malas condiciones de las carreteras y el transporte público.

A pesar de que el gobierno ha lanzado una campaña de accesibilidad y el Ministerio ha publicado un Índice de Accesibilidad, este problema es tan grande que no puede resolverse de la noche a la mañana.

La creciente población de personas con capacidades diferentes en la India significa que ahora más que nunca se necesitan recursos educativos y laborales. Al vivir la mayoría de los discapacitados en áreas rurales, el problema de la accesibilidad no está recibiendo la atención que merece.

Sin embargo, las cosas están cambiando a mejor poco a poco gracias a las iniciativas para mejorar la situación de las personas con capacidades diferentes.

YOU MAY ALSO LIKE

0 COMMENTS

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *