Una visión de esperanza

Sociedad

January 14, 2019

/ By and

Destino la India

Enero-Febrero 2019

(De arriba a abajo): Una mujer, deficiente visual, enhebra una aguja; una alumna se forma con el programa Healing Hands; el sentido del oído se utiliza para comprender los objetos

(De arriba a abajo): Una mujer, deficiente visual, enhebra una aguja; una alumna se forma con el programa Healing Hands; el sentido del oído se utiliza para comprender los objetos

El Centro para mujeres ciegas y estudios para discapacitados de la Asociación Nacional de Ciegos de la India (NAB) se centra en cambiar las vidas de mujeres desfavorecidas, con discapacidades diferentes y no cualificadas. Desde utilizar ordenadores hasta detectar el cáncer con sus manos, el centro les ofrece habilidades poco convencionales.

Jóvenes elaborando artesanías y aprendiendo nuevas palabras es lo que destaca al entrar al Centro para mujeres ciegas y estudios para discapacitados de la Asociación Nacional de Ciegos de la India (NAB). El lugar está lleno de personas alegres y con discapacidad visual. Estas mujeres realizan tareas cotidianas con tanta facilidad que tardarás en notar que no pueden ver.

Al cruzar la entrada, observamos que una adolescente baja las escaleras sin ningún apoyo o bastón para ayudarse. Hay una pequeña sonrisa en su rostro y no parece que tenga dificultades para caminar en línea recta. «Soy de Chandigarh y vine aquí (NAB) para capacitarme en computación y aprender otras habilidades. Mis padres me apoyan completamente y estoy feliz con el desarrollo que estoy teniendo, he mejorado mis habilidades de movilidad», nos dice Manpreet.

«Fui la coordinadora principal en un estudio sobre el estado de las mujeres ciegas en la India en el 2000, en el que descubrimos que las niñas ciegas o con discapacidad visual estaban casadas con el mismo hombre que sus hermanas que podían ver, porque los padres no sabían qué hacer con ellas. La mayoría de ellas ni siquiera podía salir de sus casas», dice Shalini Khanna, secretaria de la NAB.

«Nos dimos cuenta de que, a menos que estén muy bien en sus casas, no tienen un futuro. La discapacidad y la pobreza están muy relacionadas en nuestro país. Con el paso de los años, he comprendido que las mujeres ciegas se encuentran entre las más desfavorecidas. Por eso se decidió crear este centro», informa a Destino la India.

Fundado en octubre de 2002 por la agencia principal, la Asociación Nacional de Ciegos de la India (NAB), el Centro para mujeres ciegas y estudios para discapacitados se enfoca en la rehabilitación y empoderamiento de las mujeres con discapacidad visual en la India. La organización sin fines de lucro trabaja para sacar a estas mujeres de sus hogares y que puedan vivir una vida más plena, brindándoles habilidades y capacitación para una mejor inserción laboral y apoyo en educación superior.

El centro ha desarrollado programas de capacitación para el desarrollo de habilidades y la mejora de la inserción laboral tanto para niñas ciegas que habían estudiado anteriormente como para las que no. Sin embargo, además de las niñas, ahora también se está recibiendo a niños con discapacidad visual para algunos programas de capacitación, que incluyen capacitación vocacional, capacitaciones orientadas al trabajo y otras a corto plazo.

A los estudiantes no solo se les enseña mediante sesiones regulares de lectura y dictado, sino que también participan en lecciones prácticas sobre cómo utilizar un ordenador, hacer manualidades y jugar a juegos interactivos, entre otras actividades.

Ver cómo las jóvenes escriben en programas de tratamiento de texto y algunas incluso consultan sus cuentas de correo electrónico en busca de nuevos mensajes fue algo que llamó nuestra atención. Una máquina a su lado les dicta las letras mientras van escribiéndolas en el teclado, haciéndoles saber si lo que se está escribiendo en la pantalla es correcto o no.

«Me uní al centro el año pasado, en agosto, como profesora de informática y de inglés. Utilizamos tecnologías especiales y programas como JAWS (Job Access With Speech) y NVDA (Non-Visual Desktop Access). Estos están fácilmente disponibles y después de recibir capacitación son fáciles de usar», dice Prabhjot, quien también tiene una discapacidad visual.

«Al usar el JAWS, el software nos lee lo que sea que escribimos o lo que señalamos con el cursor utilizando el teclado. Existen otros programas de este tipo y también hay vocalizadores con diferentes voces e idiomas, incluyendo el hindi. Estos programas son compatibles con Microsoft Office e incluso podemos usar G-mail, YouTube y Facebook con ayuda del JAWS», agrega.

Las niñas aprenden a ser autosuficientes con la enseñanza de diversas habilidades, como cocinar y coser, que son útiles para las actividades cotidianas y también para un empleo a futuro. «Nadie les enseñaba a cocinar porque no se considera algo factible. Suena como algo sin importancia, pero una persona que no puede cocinar por sí misma no se siente muy bien», dice Khanna.

Hoy, las jóvenes de la NAB pueden cocinar para sí mismas y una mujer ciega es quien dirige todo el comedor del centro. Estas mujeres incluso elaboran artesanías sin ninguna ayuda. Tanto es así, que pueden enhebrar una aguja al primer intento, algo que es difícil incluso para las personas que pueden ver.

Sin embargo, esto no es todo lo que pueden hacer. Participan en periodismo radial, talleres de teatro, yoga y clases de fitness y desarrollo personal.

El centro también brinda asesoramiento para hacer frente al impacto social y emocional de la pérdida de la visión más adelante en sus vidas, organiza campamentos médicos frecuentes y ofrece una biblioteca para personas ciegas y servicios residenciales para las personas que están en prácticas.

Manos que sanan

El programa Discovering Hands comenzó en Alemania en 2005 y trata de la detección temprana del cáncer de mama. Este proyecto es principalmente para jóvenes ciegas, ya que las personas ciegas tienen un tacto más desarrollado. Usando este sentido, ellas pueden detectar bultos de cáncer en el seno.

«Con este método se ahorra mucho dinero, tiempo y se salvan vidas. Lo mejor de esto es que la técnica está dando a las jóvenes ciegas una entrada completamente nueva al campo de la medicina», dice Anupma Sinha, formadora máster del programa en la NAB.

Otra práctica médica que los discapacitados visuales realizan en el centro es la Terapia Manual Médica Japonesa. «Soy terapeuta que utiliza la Terapia Manual Médica Japonesa. Se realiza sin usar ningún medicamento. Hay 13 meridianos en el cuerpo humano y con esta terapia diagnosticamos si hay algún problema de salud interno», dice Amit Singh Bhandari, un terapeuta con discapacidad visual de Uttarakhand.

Los niños y niñas del centro también pueden desarrollar una habilidad especial para vencer y curar dolores, y aliviar el dolor de los músculos. El centro tiene una alianza con ITC Maurya Hotel y los especialistas en masaje médico manual japonés para preparar a sus aprendices de una forma más profesional una vez que terminen su formación básica en el centro. El centro ahora planea aplicar este curso en todo el país, principalmente con sucursales de la NAB y otras organizaciones que trabajan para personas con discapacidades visuales. «La discapacidad es para el que piensa que una persona no puede ver. Sin embargo, la persona que no puede ver ya ha aprendido a vivir. Las personas deberían exponerse a seres humanos más diversos para aprender cómo los diferentes sentidos pueden ser suficientes para vivir», exclama Khanna.

YOU MAY ALSO LIKE

0 COMMENTS

Comment