El paneer parantha

Cocina

October 27, 2015

/ By



panier

Original de Punyab, el parantha se come en toda la parte norte del subcontinente. Podemos prepararlo solo o relleno de paneer (queso blanco), de patatas picantes, de kheema (carne picada)…

Atención a los amantes de la buena comida Destino La India les promete una dependencia culinaria con las dos recetas que vamos a compartir en este número. Les invitamos a consultar la primera de ellas en nuestra web, en la que les enseñaremos a realizar el paneer (un tipo de queso blanco) fresco en sus cocinas, como si estuvieran en Punyab. Después de prepararlo, tan sólo tendrán que dejarse guiar por esta página y es muy probable que una vez que lo prueben ya no puedan prescindir de este manjar. Porque, efectivamente, ¡el paneer parantha produce este efecto!

Tras haber tenido el placer de preparar su propio paneer en casa, les invitamos ahora a entrar en el universo del parantha. El parantha es un pan plano muy popular en el subcontinente indio gracias a su polivalencia. El parantha es un plato del norte de la India, principalmente de Punyab, aunque también existen variantes regionales incluso fuera de las fronteras indias. Puede preparase con diferentes rellenos, como el dal (lentejas), patatas picantes, carne picada salpimentada (kheema), arroz o paneer. Pueden también utilizarse los restos de sus platos indios como relleno para el parantha. Vamos, que ofrece infinidad de posibilidades para probar sin dudar en cuanto la ocasión se preste.

Este pan es, de hecho, una especie de chapati preparado con dos tipos de harina, con o sin relleno, cocido simplemente sobre un tava con mantequilla o ghee. El tava es una especie de sartén grande para hacer crêpes que permite cocer los chapatis y paranthas en tiempo récord. Si no disponemos de uno, se puede utilizar una sartén grande, el resultado será el mismo. Sirva todo con chutney, o simplemente con un pequeño raita (yogur bastante líquido con especias). El parantha se puede comer sin moderación, es bueno para el estómago.

  1. Desmenuce el paneer en un recipiente. Corte los pimientos y el cilantro fresco y añádalos al paneer. Sale al gusto y añada los polvos de especias. Mezcle. Divida la mezcla formando pequeñas bolas con las palmas de las manos. Colóquelas en un plato y cúbralo.
  2. Mezcle las dos harinas y añada una pizca de sal. Añada un poco de mantequilla fundida o de aceite. Vierta el contenido de una taza de agua progresivamente mientras masajea la masa (no es necesario verter todo el agua). Lo importante es obtener una masa consistente que va a masajear durante diez minutos. Para los que tienen la suerte de tener un robot, 5 minutos son suficientes. Cuando la masa esté lista, cúbrala durante 20 minutos.
  3. Tome la masa y divídala en pequeñas bolas de la misma forma que con el paneer. Aplaste una bola de harina con la palma de la mano y tome la masa, coloque en el centro una bola de paneer y cúbrala. Haga lo mismo con el resto de la masa y el paneer. Utilice un poco de harina para cubrir la encimera.
  4. Utilice un rollo de pastelería para dar una forma redonda al pan. Tenga cuidado para que el relleno de paneer no salga del parantha. Caliente el tava, la sartén a crêpes o la sartén normal y ponga un poco de ghee o mantequilla para fundirla. Una vez fundida, fría el parantha y añada una pequeña nuez de mantequilla o ghee. Dele la vuelta al parantha y repita hasta que esté hecho. Consérvelo en un recipiente con tapa. Repita el procedimiento hasta que todos los paranthas estén listos.
  5. Sirva en un plato con una pequeña nuez de mantequilla fundida con un bol de raita o de chutney.

YOU MAY ALSO LIKE

0 COMMENTS

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *